El Defensor

El Defensor del Pueblo Andaluz es una Institución creada para la protección de los derechos y las libertades de los andaluces.

Su intervención es gratuita, sencilla y reservada. Actúa de manera independiente, con transparencia y objetividad.

Contáctanos

Ayuda

Nos interesamos por la situación de un solar en Jaén

Actuación de oficio del Defensor del Pueblo Andaluz formulada en el expediente 15/2432 dirigida a Ayuntamiento de Jaén

RESUMEN DEL RESULTADO (CIERRE DE QUEJA DE OFICIO)

Tras la actuación del Defensor del Pueblo Andaluz y por iniciativa del Ayuntamiento de Jaén, los propietarios de varios edificios en mal estado llegan a un acuerdo para su mejora.

25-06-2015 APERTURA DE LA QUEJA DE OFICIO

El Defensor del Pueblo Andaluz ha iniciado una actuación de oficio al conocer, a través de los medios de comunicación, que en Jaén existe un solar en ruinas, que las noticias sitúan en la C/ Almendros Aguilar, de propiedad privada y en el que los desprendimientos hacia otras construcciones colindantes son constantes. Siempre según estas noticias, sus vecinos denuncian “«Es un nido de suciedad. Hay de todo: ratas, palomas, gatos y basura. Un desastre», resume uno de los vecinos, que prefiere mantener su nombre en el anonimato. Describe con hastío el “vertedero” en que se ha convertido el solar que está a la espalda de su edificio. Ocupa parte de la calle Almendros Aguilar. Los residentes no saben qué hacer. «La zona se ha ido degradando por falta de limpieza»”.

Entre los edificios colindantes se encuentra el sito en C/ Martínez Molina, 29, formado por catorce familias con hijos menores, cuyo patio de luces está junto al solar y que, según estas noticias “Hay motivos para pensar en un desprendimiento con más consecuencias que las tres que ya se han producido (dos en el último año) (...) «La única separación que hay es una valla metálica», expresa. Es muy fácil hacer un pronóstico desde la azotea del edificio: en caso de que la vivienda en ruinas ceda aún más afectará al patio. «Mi piso quedaría dañado, porque soportaría el impacto. Lo de menos serán las humedades. Si se viene abajo, tendremos un problema de verdad. Queremos prevenir antes de que ocurra algo», señala”.

En fin, los pisos que integran este edificio se construyeron en 2008 y “cuentan los propietarios que ya entonces el terreno colindante presentaba signos de suciedad y deterioro. La situación se ha agravado en el último año hasta tal punto que los vecinos están preparados para que, en cualquier momento, parte del inmueble ruinoso se venga abajo”.

Para esta Institución, indudablemente de las imágenes que aparecen en el medio de comunicación se desprende, con claridad, que existe un incumplimiento de los deberes de conservación y ornato de los inmuebles, además del mantenimiento en debidas condiciones de salubridad y seguridad a que la LOUA obliga a todos los propietarios.

En este sentido, basta recordar el contenido del art. 155 de la citada LOUA (Ley 7/2002, de 17 de diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía), cuyo tenor literal es como sigue:

«Artículo 155 Deber de conservación y rehabilitación

1. Los propietarios de terrenos, construcciones y edificios tienen el deber de mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad y ornato público, realizando los trabajos y obras precisos para conservarlos o rehabilitarlos, a fin de mantener en todo momento las condiciones requeridas para la habitabilidad o el uso efectivo.

Los municipios podrán ordenar, de oficio o a instancia de cualquier interesado, la ejecución de las obras necesarias para conservar aquellas condiciones.

2. El deber de los propietarios de edificios alcanza hasta la ejecución de los trabajos y obras cuyo importe tiene como límite el del contenido normal del deber de conservación.

3. El contenido normal del deber de conservación está representado por la mitad del valor de una construcción de nueva planta, con similares características e igual superficie útil o, en su caso, de dimensiones equivalentes que la preexistente, realizada con las condiciones necesarias para que su ocupación sea autorizable.

4. Las obras de conservación o rehabilitación se ejecutarán a costa de los propietarios dentro del límite del deber normal de conservación que les corresponde.

5. Cuando las obras de conservación y rehabilitación rebasen el contenido normal del deber de conservación, para obtener mejoras o beneficios de interés general, aquéllas se ejecutarán a costa de la entidad que lo ordene en la cuantía que exceda de dicho deber.

6. En todo caso, el municipio podrá establecer:

a) Ayudas públicas en las condiciones que estime oportunas, entre las que podrá incluir la explotación conjunta del inmueble.

b) Bonificaciones sobre las tasas por expedición de licencias.

7. Será aplicable lo dispuesto en los artículos 150, 151 y 152 de esta Ley al incumplimiento de los deberes de conservación y rehabilitación».

Por ello, nos hemos dirigido al Ayuntamiento de Jaén a fin de conocer si ha dictado alguna orden de ejecución en el marco establecido en el precepto citado de la LOUA y, en su caso, de las medidas que hubiera adoptado para garantizar la seguridad de las personas y bienes y la salubridad de este espacio.

23-12-2016 CIERRE DE LA QUEJA DE OFICIO

Tras la actuación del Defensor del Pueblo Andaluz y por iniciativa del Ayuntamiento de Jaén, los propietarios de varios edificios en mal estado llegan a un acuerdo para su mejora.

Aunque en un primer momento el Ayuntamiento de Jaén nos informó de la complejidad que presentaba la intervención municipal ante este problema por venir referido a un inmueble que forma parte de un conjunto de tres parcelas catastrales, señalando la distinta situación que, aunque relacionada, presentaban las mismas. Se añadía, no obstante, que se procedió a la apertura de procedimiento para la declaración de ruina de la parcela situada en la calle Ciprés, número 1, y se informa de los trámites habidos en el mismo, exponiendo que la continuación del citado procedimiento de declaración de ruina estaba pendiente de la convocatoria de un nuevo Consejo de la Gerencia de Urbanismo.

Posteriormente se nos dio cuenta de lo acordado por el Consejo de la Gerencia Municipal de Urbanismo ratificando la orden de medidas cautelares de urgencia que impiden que sea habitada la parte de la vivienda del número 70 de la calle Almendros Aguilar situada sobre la finca en estado de deterioro, así como la orden de obras a fin de mantener la estabilidad del edificio que se dio a los propietarios del inmueble de la calle Ciprés, número 1.

Finamente, el Ayuntamiento de Jaén nos informó que se había llegado a un acuerdo por los propietarios de las viviendas y se había contratado a un arquitecto y a una empresa de construcción para realizar la demolición y posterior sustitución de los elementos en mal estado. El Ayuntamiento había propiciado este acuerdo dada la complejidad de los procesos de demolición y sustitución en la ciudad consolidada y la conveniencia del acuerdo entre las partes, mucho más cuando, en este caso, no se podía dictar la urgencia de la intervención en marcha al no tratarse de un caso de ruina inminente y no suponer peligro para las personas o usuarios de la calle a la que presentaban fachadas.

Así las cosas, estimamos que la posible situación de insalubridad y peligrosidad que afectaba a los inmuebles se encontraba en vías de solución, lo que determinó que procediéramos al archivo de esta actuación de oficio, aunque interesamos del Ayuntamiento que continuara impulsando cuantas actuaciones fueran oportunas con objeto de poder empezar la construcción de los inmuebles que el planeamiento permitía en dicho lugar a la mayor brevedad posible.

 

0 Comentarios
Escribir un comentario

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA

Esta pregunta es para comprobar que eres un humano y no un programa automático de envío de spam.

CAPTCHA de imagen
  • Defensor del Menor de Andalucía
  • Otras defensorías
  • Sede electrónica
  • Nuestro compromiso
  • Parlamento de Andalucía