El Defensor

El Defensor del Pueblo Andaluz es una Institución creada para la protección de los derechos y las libertades de los andaluces.

Su intervención es gratuita, sencilla y reservada. Actúa de manera independiente, con transparencia y objetividad.

Contáctanos

Ayuda

Preguntamos por la viabilidad de Centros de Inserción Social en centros penitenciarios de Almería y Jaén

Actuación de oficio del Defensor del Pueblo Andaluz formulada en el expediente 18/4517 dirigida a Ministerio del Interior, Secretaría General de Instituciones Penitenciarias

Esta Institución del Defensor del Pueblo Andaluz ha venido desarrollando una amplia y dilatada labor de atención hacia los edificios, dependencias e instalaciones en las que se determinan por las distintas autoridades sistemas de retención o privación de libertad.

Las materias que se abordan en esta actuaciones es sumamente amplia: no sólo acerca de la dotación de sedes y edificios que acojan todos estos esenciales servicios, sino medidas que garanticen las elementales condiciones de dignidad y respeto a sus derechos y libertades.

Así, en los sucesivos Informes Anuales al Parlamento, al igual que con motivo de la elaboración de los Informes Especiales, la Institución ha querido contribuir a la necesaria dotación de estos medios materiales para la debida atención de las necesidades que exige la Administración de Justicia, Sanitaria, Policial, etc. en Andalucía para sus profesionales, así como para las personas que hacen uso de ellas en condiciones de privación de libertad o su derecho a deambular libremente.

Entre esas materias, sin duda, ha ocupado una especial atención los aspectos que inciden en estas instalaciones y que afectan de manera primaria a las condiciones elementales de dignidad y respeto a las personas que se encuentran privadas de libertad.

A este respecto, esta Institución del Defensor del Pueblo Andaluz es conocedora de las diferencias existentes entre las distintas provincias de nuestra Comunidad Autónoma en relación a los Centros de Inserción Social (CIS).

Dentro de las formas especiales de ejecución de las penas, los CIS están destinados a internos o internas que cumplen su pena en régimen abierto, o que se encuentran en un proceso avanzado de reinserción, que están en situación de libertad condicional o cumplen medidas alternativas a la pena como trabajo en beneficio de la comunidad, estableciendo a tal efecto el Reglamento Penitenciario en su artículo 163 lo siguiente:

«1. Los Centros de Inserción Social son Establecimientos penitenciarios destinados al cumplimiento de penas privativas de libertad en régimen abierto y de las penas de arresto de fin de semana, así como al seguimiento de cuantas penas no privativas de libertad se establezcan en la legislación penal y cuya ejecución se atribuya a los servicios correspondientes del Ministerio de Justicia e Interior u órgano autonómico competente. También se dedicarán al seguimiento de los liberados condicionales que tengan adscritos.

2. La actividad penitenciaria en estos Centros tendrá por objeto esencial potenciar las capacidades de inserción social positiva que presenten las personas en ellos internadas mediante el desarrollo de actividades y programas de tratamiento destinados a favorecer su incorporación al medio social».

Además se establece como principio rector de su actividad la «Integración, facilitando la participación plena del interno en la vida familiar, social y laboral y proporcionando la atención que precise a través de los servicios generales buscando su inserción en el entorno familiar y social adecuado» (art. 164.2.a).

Por lo tanto, estos establecimientos vienen a contribuir al cumplimiento del mandato constitucional que establece la orientación de las penas privativas de libertad hacia la reeducación y reinserción social, estando orientados a facilitar la inserción social y familiar de los internos, y favoreciendo sus vínculos sociales.

Parece necesario disponer de un sistema ordenado y territorial de estos CIS , entendiendo como imprescindible la existencia de la menos un centro por provincia, que permita que los internos puedan concluir dicho proceso de reeducación y reinserción en el ámbito social y familiar más cercano, cosa que difícilmente se produciría si un interno de Jaén o Almería debe ingresar en un CIS de otra provincia.

La Administración Penitenciaria determinará al crear cada CIS su integración orgánica y funcional en un centro penitenciario (CIS dependientes) o su consideración como centro penitenciario autónomo (CIS independientes). Por lo que respecta a la Comunidad Autónoma Andaluza existen los siguiente:

Centros de Inserción Social independientes:

  • C.I.S. Algeciras “Manuel Montesinos Molina”.

  • C.I.S. Granada "Matilde Cantos Fernández".

  • C.I.S. Huelva "David Beltrán Catalá".

  • C.I.S. Málaga "Evaristo Martín Nieto".

  • C.I.S. Sevilla "Luis Jiménez de Asua".

Centros de Inserción Social dependientes de centros penitenciarios:

  • C.I.S. Córdoba “Carlos García Valdés” dependiente del CP de Córdoba.

  • C.I.S. Jerez de la Frontera “Alfredo Jorge Suar Muro” dependiente del CP de Puerto II.

Como conoce la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, hemos tenido la oportunidad de intervenir en varios casos en los que se planteaba la ausencia de estos CIS en estas provincias de Jaén y Almería, lo que dificultaba el tratamiento penitenciario de los internos implicados.

Por ello, hemos considerado oportuno desde esta Institución del Defensor del Pueblo Andaluz tomar un mayor conocimiento de la viabilidad de la creación en las provincias de Almería y Jaén de los correspondientes CIS, únicas provincias andaluzas que aún no disponen de dichos centros.

0 Comentarios
Escribir un comentario

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Sus datos personales están protegidos.

  • Defensor del Menor de Andalucía
  • Otras defensorías
  • Sede electrónica
  • Nuestro compromiso
  • Parlamento de Andalucía